Geología de la Mina

Descubre el carácter excepcional del yacimiento de Wieliczka, la historia de su formación y los diferentes tipos de sal ocultos a gran profundidad bajo tierra.

Formación del yacimiento

null
Imagínate que el nivel de los océanos es considerablemente más alto que hoy en día y que una parte importante de la Europa actual se encuentra bajo la superficie del agua. A lo largo del actual arco de los Cárpatos, desde Silesia en Polonia hasta las Puertas de Hierro en Rumanía, se extiende el Mar Mioceno.
A consecuencia del enfriamiento del clima el nivel de los océanos baja unos 60 metros y en el Antepaís de los Cárpatos, entre el terreno de los Cárpatos y las mesetas de la Polonia central, se crea una cuenca cerrada con una muy alta salinidad. La cuenca entra profundamente en tierra firme, creando estrechas bahías y lagunas, y los movimientos orogénicos y la subsidencia provocan un descenso continuo del fondo marino.

En estas condiciones, hace unos 13,6 millones de años, se formó el yacimiento de sal. Se produce una lenta precipitación de la sal y evaporación, que acompaña a la intensa vaporización del agua provocada por el clima seco.  La evaporación progresiva y la subsidencia del fondo marino, además de la erosión de las partes costeras de la cuenca, provocaron que llegase a esta, junto con las aguas marinas, una mayor cantidad de material terrígeno, como consecuencia de lo cual en la región de los estratos de sal se depositaron intercalaciones de ganga. 

La sedimentación salina en el Antepaís de los Cárpatos posiblemente duró al menos 200 000 años. Los yacimientos que se formaron en el Antepaís de los Cárpatos se extienden en una longitud de 300 km y una anchura de 100 km. También pertenecen a ellos los yacimientos de Wieliczka, que se extienden en una longitud de 10 km y una anchura desde varios centenares de metros hasta 1,5 km.