Profesión de minero

Pum, pum, pum… los golpes rítmicos de un pico, durante años y siglos, incesablemente rompían el silencio de la Mina de Sal "Wieliczka". De este modo el BARRETERO excavaba el yacimiento de sal. Era el “estufero” (PIECOWY) quien le preparaba el frente, taladrando una “estufa”, como solía llamarse las galerías de prospección, y preparando el cañón. El BARRETERO vendía la sal extraída al ŻUPNIK, como se llamaba al administrador de la Mina. A menudo al barretero le ayudaban: un “machaquero” (KRUSZAK), quien rompía grandes trozos de sal en terrones, y un “recogedor” (ŻABNY), quien recogía los restos de sal de las cámaras explotadas.

Kopalnia Soli "Wieliczka"¿Y cómo sacaban la sal gema a la superficie? Primero tenían que trasladarla a un pozo. El “rodadero” (WALACZ) hacía rodar los “muñecos”, o grandes cilindros de sal, por las largas galerías, mientras que el carretillero (WOZAK) arrastraba las carretillas cargadas de terrones. No eran menos importantes el “atraedor” (OCIĄGACZ), quien atraía el material extraído usando un torniquete manual, y el palafrenero (TRYBARZ), quien velaba por los caballos que trabajaban en el subsuelo. Luego el “barrilero” (BECZKOWY) metía la sal en un barril y se lo pasaba a ocho, y a veces hasta diez, “cargadores” (ROTNY). Ellos, con fuerza de sus brazos y una simple noria, la subían a la superficie, donde los esperaba el encargado del pozo, o SZYBOWY.

Si pudieron trabajar sin tropezones fue gracias a los CARPINTEROS de la Mina, quienes aseguraban los pozos, entibaban las galerías, erigían entibaciones cuadradas y pilares en las cámaras. Debajo de la tierra construían también norias, escaleras, carretillas para transportar la sal, erigían cruces. La dirección de la extracción del yacimiento dependía de los GEÓMETRAS, también denominados MARKSZAJDERES o ARCHITECTORES. Hoy en día esta tarea corresponde a TOPÓGRAFOS, es decir geodestas subterráneos. Otros empleados de la Mina son GEÓLOGOS e INGENIEROS DE VENTILACIÓN. A estos últimos los mineros les deben la posibilidad de respirar hondo durante su trabajo duro. Hoy en día todos ellos bajan en la mina en un ascensor conducido por el “señalista” (SYGNALISTA), quien primero hace sonar una campanilla minera.

Los empleados quienes velan por el trabajo minera se conocen bajo el término de SUPERVISIÓN MINERA. Ellos adjudican las tareas, controlan las medidas de seguridad y el estado técnico de la Mina. La SUPERVISIÓN SUPERIOR está compuesta por el director del de la mina, los ingenieros gerentes y los jefes de departamentos. Transmiten sus órdenes a la SUPERVISIÓN MEDIA, es decir a los maestros de turnos y tramos. Por debajo de ellos en el organigrama se encuentra la SUPERVISIÓN INFERIOR – ayudantes de maestros y capataces.

Desde  el año 1368, cuando el mismo rey Casimiro el Grande mandó codificar las leyes mineras, mucho ha cambiado debajo de la tierra. La profesión minera, igual que otras, se desarrollaba aprovechando los avances tecnológicos. Aparecían tareas y funciones nuevas, mientras que otras desaparecían de forma natural. No obstante una cosa permanece obvia: la noble profesión minera sigue gozando de gran respeto y confianza social. Tradicionalmente el hijo heredaba esta profesión difícil de su padre, esto continuaba generación tras generación, convirtiéndola en mucho más que una labor cotidiana por cuenta ajena. La minería vino a ser un estilo de vida.

Si quieres conocer el trabajo de los mineros de hoy en día visita la exposición “Trabajos mineros contemporáneos – conservación de la mina”. La exposición se inauguró en septiembre de 2013 en el castillete del pozo Regis.


Światowe dziedzictwo


facebook

El sitio web la Mina de Sal ”Wieliczka” utiliza archivos cookies, que facilitan la utilización de los recursos del sitio. Accediendo a este sitio se acepta la utilización de archivos cookies. Se puede encontrar información más detallada en la pestaña Aviso Legal.

No avisar más