La Mina de Cultura

La Mina de Sal “Wieliczka” era el orgullo de los reyes y fuente de riqueza del país. Hoy es una riqueza cultural de los polacos, que pueden sentirse tan orgullosos como los reyes.

En 1976 la Mina de Sal “Wieliczka” se inscribió en el registro nacional de monumentos históricos, y en 1978 en la Lista del Patrimonio de la UNESCO.

La mina siempre inspiraba a los artistas. Venían aquí en gran número para buscar ideas para sus piezas. La visita en la mina de Wieliczka era suficientemente fascinante para impulsar a crear esculturas, pintar cuadros, o escribir obras literarias. La mina de Wieliczka y su historia le encantaron al mismo maestro Jan Matejko, lo que quedó reflejado en dos de sus pinturas. Una de ellas está dedicada a Santa Kinga, otra – a la salvación de la mina durante un incendio.

A los mineros tampoco les faltaban talentos artísticos, y gracias a ello las cámaras de sal poco a poco se convirtieron en una suerte de galería de esculturas sacras. El hecho de ser un monumento de valor universal se lo debemos al trabajo de muchas generaciones de mineros – escultores aficionados, quienes decoraron las capillas subterráneas. Cada generación de mineros dejó su huella sobre los boques de sal.

Los interiores de la Mina son un escenario perfecto también para los artistas profesionales, como Ryszard Horowitz o Jerzy Skolimowski, para citar sólo a algunos de los que exhibieron sus obras aquí.

A veces en el subsuelo suena la música clásica. Los Conciertos del Año Nuevo en cámara Warszawa, o los del festival Misteria Paschalia en capilla de Santa Kinga, ya forman parte de la tradición. Pero las cámaras y las galerías de sal resonaron también con la música de A. P. Kaczmarek durante su concierto, y en más de una ocasión se preparó un escenario para cantantes como Irena Jarocka, Maryla Rodowicz o grupos Perfect y Golec Orkiestra.

Un verdadera atracción para los visitantes del Itinerario Turístico son los conciertos de una las orquestas mineras más antiguas de Europa. La Representativa Orquesta de Viento de la Mina de Sal “Wieliczka” es famosa no sólo en Polonia, sino también en el extranjero.

Los escenarios sobrios de la Mina de Wieliczka inspiran la imaginación de los cineastas. Por ejemplo Andrzej Żuławski, Juliusz Machulski y Lech Majewski optaron por filmar sus obras aquí.

La Mina es un verdadero club de cultura. Se organizan tertulias de poesía y música con invitados como Marian Dziędziel, Krzysztof Globisz, Jan Nowicki, Anna Dymna. En las escenas subterráneas presentaban sus programas originales los artistas de cabarés “Piwnica pod Baranami” y “Loch Camelot”.

La Mina de Sal “Wieliczka” brinda oportunidades de reflexionar escuchando música o de admirar el arte en los subsuelos.

¡Hasta pronta en la Mina de la cultura!

 
Światowe dziedzictwo


facebook

El sitio web la Mina de Sal ”Wieliczka” utiliza archivos cookies, que facilitan la utilización de los recursos del sitio. Accediendo a este sitio se acepta la utilización de archivos cookies. Se puede encontrar información más detallada en la pestaña Aviso Legal.

No avisar más