La profundidad de las cámaras

Los turistas dicen que la Mina de Sal “Wieliczka” les inspira. Pues no sólo a ellos – la Mina inspira también a los cineastas. Dicen que espacios como estos son imposibles de encontrar. Las cámaras y las galerías pueden jugar el papel de paisajes de otros planetas o de un mundo escondido en la imaginación infantil. Intrigantes y modestos, sobrios y abundantes a la vez. Los escenarios de sal atraen con su belleza única a los artistas del cine y de la televisión ya desde la mitad de los años 70.

Andrzej Żuławski convirtió el subsuelo de la Mina en un planeta desconocido. Como recuerdo de una estancia de tres meses del equipo que filmó “En el globo plateado” (en los años 70 y luego 80) en la cámara Magdalena quedó un bloque plateado – un elemento de la escenografía.

Kopalnia Soli "Wieliczka"

Mina de Sal “Wieliczka” Gustlik, el pequeño protagonista de “Toda la semana” (años 70) de Tadeusz Kijański, deambulaba por las galerías subterráneas en sus sueños. Conoció al Tesorero, y a los duendes y demonios.

También Lech Majewski colocó una parte de su obra “El Molino y la Cruz” (2011) debajo de la tierra. En esta película, inspirada por el cuadro de Pieter Breugel del siglo XVI, actuaron tales estrellas del cine como Rutger Hauer, Michael York y Charlotte Rampling.

Famosos actores polacos: Grażyna Szapołowska, Janusz Gajos y Zbigniew Zapasiewicz actuaron en una función de teatro muy especial, durante la cual un príncipe danés estaba sopesando entre el “ser o no ser”. Este “Hamlet” (2003), producido por la Teatro de la Televisión, fue dirigido por Łukasz Barczyk, y se filmó en los espacios de sal muy bien conocidos por los turistas, por ej. en la cámara de Stanisław Staszic, en la capilla de Santa Kinga, y en el balneario subterráneo – en la cámara Jezioro Wessel.

“¿Hay un teléfono aquí?” – pregunta uno de los protagonistas de “Sex Mission: misión en el futuro” una de las mejores comedias polacas de los años 80. Parte de las aventuras de Maks y Albert – dos últimos hombres en un mundo totalmente femenino, se filmaron en la Mina de Sal “Wieliczka”. Viajaron en un tren minero por la cámara Dworzec Gołuchowskiego, para llegar una hermosa cámara Margielnik, donde los escenógrafos armaron un campamento de los decadentes.

Jerzy Stuhr, quien jugó el papel de Maks, volvió al subsuelo de Wieliczka para actuar como guía de la mina en la película “Wieliczka – la sal de tierra”(2008), con la cual el director sueco Sadrolin Tam trata de trasladar a su público a un mundo de naturaleza extraordinaria, de cámaras misteriosas y de galerías curvadas. Por otro lado muestra su vida cotidiana, los visitantes, los eventos, las celebraciones.

No fue la primera película dedicada a la Mina. Hace más de cincuenta años otro director: Jarosław Brzozowski rodó una película – guía. Su “Wieliczka” de 1946 despertó tanta admiración del público y del tribunal del I Festival de Cine en Cannes que ganó el Grand Prix para los documentales. Doce años después un director de documentales Tadeusz Kallwejt abordó el tema del subsuelo de Wieliczka en una película de producción propia titulada “Pan salado”. Finalmente, en 1968 la Televisión Polaca rodó una película de género naturaleza y paisaje: “Magnum Sal”.

Las películas ambientadas en la Mina de Sal “Wieliczka” fascinan igualmente que los cristales de sal. Las escenografías únicas desde luego quedan en la memoria.




El sitio web la Mina de Sal ”Wieliczka” utiliza archivos cookies, que facilitan la utilización de los recursos del sitio. Accediendo a este sitio se acepta la utilización de archivos cookies. Se puede encontrar información más detallada en la pestaña Aviso Legal.

No avisar más