Tradiciones mineras

Debajo de la tierra los mineros se saludan diciendo “Dios Bendiga”. Un “buenos días” puede ser suficiente para los que trabajan en la luz del día. Ser minero es más que una profesión. Es una pasión y una tradición pasada de padre a hijo, por generaciones y generaciones. Debajo de la tierra el paso del tiempo es diferente , corre según los días de los santos patrones de la minería, desacelera durante las celebraciones y las festividades. Debemos conocer algunas de ellas.


Minero: apuesto, honesto, siempre en su puesto 

Kopalnia Soli "Wieliczka"Un minero lleva una vida interesante y reparte su tiempo entre la superficie y el subsuelo. Por ello viste colores que le recuerdan de ambos: el verde de los bosques y de las praderas, es símbolo de su nostalgia por la naturaleza; el negro de la oscuridad en la que tiene que trabajar, pero también el suelo del cual rescata los cristales de sal. Los mineros se sienten orgullosos de llevar sus uniformes. El uniforme de trabajo es de color gris, y el de gala – negro. Los uniformes de gala llevan adornos y signos provenientes de las antiguas tradiciones. Las plumas encima de la gorra simbolizan la escobilla que se utilizaba para limpiar los barrenos, y la que el minero, para su propia comodidad, llevaba metida en la cinta de su sombrero. En el pecho y en las mangas tenía pliegues para llevar las mechas y el yesquero. Para protegerse del agua que goteaba del techo llevaba una capa, que ahora tiene forma de un bonito capote. Además el minero tenía un hacho, un sable o una espada. El primero servía sobre todo para trabajar, y sólo en tiempos agitados o de lucha, para protegerse. Las espadas correspondían a rangos elevados – los jefes y los maestros mineros de las salinas. El sable era privilegio de los estudiantes de la academia de minería. Hoy son adornos de gala, que se adjudican por logros y por el trabajo. Visitando la Mina de Sal “Wieliczka” merece la pena inspeccionar las insignias en uniformes de los mineros, al encontrarlos en el itinerario. Hay que fijarse en las gorras y las solapas, el número de “martillos” y cintas corresponde al rango y la función. Los aspirantes mineros llevan una cinta estrecha encima de la solapa, y el director tiene una cinta dentada y dos cintas estrechas.

 

Trabaja minero y trae dinero.

Kopalnia Soli "Wieliczka"Para ser minero no era suficiente descender en el subsuelo. Un ritual convertía un “zorro” en un minero hecho y derecho. Los jóvenes aprendices pasaban su examen en la taberna, durante una “jornada cervecera”. Si a los mineros mayores les gustaban las respuestas, permitían el honor de saltar sobre “el cuero”. El salto era decisivo. ¿Y de dónde el cuero? Era un elemento importante del equipamiento minero. Le servía para cubrirse, o para proteger las rodillas – dependiendo de las circunstancias del trabajo. El minero se sentaba encima del cuero, y el salario por su ardua labor… también lo recibía en el cuero.

Cuando el aprendiz se convertía en un minero de verdad su futuro sólo dependía de si pudo trabajar duro y bien durante sus jornadas. Empezaba todos los lunes por la adjudicación de las tareas en una sala del castillete. Después los mineros descendían y empezaban el día por una charla en el embarque del pozo. Las conversaciones y las risas cargaban sus pilas para un largo día de trabajo.





 

Santa Bárbara – de los mineros no se olvidará.

Kopalnia Soli "Wieliczka"Al bajar en la mina los mineros no empezaban a trabajar sin ensimismarse y rezar durante un rato. En una de las capillas subterráneas rendían su homenaje y se encomendaban a los santos patrones de los mineros. Los más importantes son de hecho dos mujeres. Santa Bárbara fue una persona muy religiosa. Escapando de sus persecutores se refugió en una gruta. Por ello se hizo patrona de los que trabajan bajo tierra. Su imagen suele adornar las cámaras de las minas, las salas donde se adjudican las tareas, y las casas de mineros devotos. Santa Kinga a su vez fue una princesa húngara, que su padre quiso casar al rey de Polonia Boleslao el Casto. Según la leyenda sobre Wieliczka el yacimiento de sal fue su ajuar, un tesoro que trajo consigo a Polonia. Aún en su patria arrojó en un pozo, de una de las minas más grandes, su anillo de compromiso, que luego fue encontrado en el primer bloque de sal extraído en Wieliczka.

La leyenda es muy bonita, pero hay que añadir algunos hechos a este cuento. Es cierto que la minería de sal empezó a desarrollarse en Polonia durante el reinado de Kinga. Las fiestas de las patronas se celebran los días de sus nombres. El 24 de Julio todos los mineros de Wieliczka visten sus uniformes de gala y acuden a una misa solemne. Es la fiesta de Santa Kinga, que empieza en su capilla y luego abunda en eventos culturales. Cinco meses después en la misma cámara de sal se celebra la Misa de Gallo de los mineros. No – como es de costumbre en Polonia – a la medianoche, sino al amanecer. El día de Santa Bárbara también empieza por una misa en la capilla de Santa Kinga. Después los mineros celebran durante un acto solemne, cuando reciben sus insignias y condecoraciones.

 

Quien trabaja abajo se siente bien.

Kopalnia Soli "Wieliczka"Para subir sus ánimos, sin olvidarse de sus cuerpos, los mineros se reúnen en los festines mineros. Son veladas tradicionales, cuando todos los que trabajan bajo tierra festejan juntos. El festín tiene su guion, los mineros compiten entre sí en concursos divertidos, hay duelos de humor y de oratoria. Los que tengan la valentía pueden ridiculizar a sus superiores y… no habrá ningunas consecuencias.

¡Así son las costumbres locales!

Como curiosidad: los mineros cada vez beben la cerveza de jarras diseñadas especialmente con esta ocasión. El festín minero es una velada de los hombres, pero las mujeres que trabajan en las minas tienen sus fiestas también. Se llaman “Comber”. Seguramente las señoras se divierten igual de bien, y ríen igual de mucho, pero hasta el momento ningún hombre ha podido descubrir que es lo que ocurre durante las fiestas femeninas.







 


El sitio web la Mina de Sal ”Wieliczka” utiliza archivos cookies, que facilitan la utilización de los recursos del sitio. Accediendo a este sitio se acepta la utilización de archivos cookies. Se puede encontrar información más detallada en la pestaña Aviso Legal.

No avisar más