Como en Viena

09-01-2017 / Eventos especiales

El Concierto de Año Nuevo en la Mina de Sal “Wieliczka” genera tanto interés que este año hubo que organizar dos. El 7 y 8 de enero pudimos oír en la cámara Varsovia a talentosos solistas y la magnífica Orquesta de la Ópera de Cracovia. Los artistas llevaron al público en un viaje musical inolvidable a la Viena del siglo XIX.

En el escenario de la “Varsovia” subterránea actuaron Katarzyna Oleś-Blacha (soprano de coloratura), Iwona Socha (soprano), Tomasz Kuk (tenor) y Andrzej Lampert (tenor). El público premió la magnífica interpretación de los solistas con ensordecedores bravos. También aplaudió calurosamente a la Orquesta de la Ópera de Cracovia, que dirigía Tomasz Tokarczyk. Ambos Conciertos de Año Nuevo bajo tierra fueron dirigidos por Katarzyna Sanocka. Conforme a las mejores tradiciones vienesas, en el repertorio de los Conciertos de Año Nuevo bajo tierra reinaron los Strauss. Conquistaron el corazón de los melómanos valses interpretados con maestría (p.ej. el vals “Voces de primavera”), polcas (p.ej. Tritsch-Tratsch polka) y operetas, que su autor, Johann Strauss júnior, solía llamar “óperas cómicas”. Así, hubo fragmentos de obras maestras como “La venganza del murciélago” y “El barón gitano”, así como “Una noche en Venecia” y “Sangre vienesa”.

Al igual que en la Sala Dorada del Musikverein, tampoco en la cámara de sal Varsovia pudo faltar el famoso vals “El Danubio azul” de Johann Strauss hijo y la “Marcha Radetzky”, compuesta en honor del mariscal de campo Josef Radetzki por Johann Strauss padre. El vals “El Danubio azul” resonó bajo tierra con especial dignidad. Este clásico total, tan famoso que hasta un oído inexperto es capaz de reconocerlo sin dificultad, quintaesencia de la época y de los salones imperiales, se adaptó perfectamente al interior monumental de la Mina de Sal “Wieliczka”. El público se dejó llevar por la “Marcha Radetzky”, se rindió por entero a la energía de esta excepcional composición, que simplemente incita a aplaudir al compás.

En el repertorio de los Conciertos de Año Nuevo también hubo sitio para la obra de Josef Strauss, hermano menor de Johann Strauss II. Josef no quería ser músico, es más, tampoco tenía la formación oportuna, pero se dejó convencer por su hermano. Parece que el talento de la familia Strauss era una cuestión condicionada genéticamente. Josef resultó ser no solo un magnífico director de la famosa Orquesta Strauss, sino también un excelente compositor (escribió casi 300 obras).

Światowe dziedzictwo


facebook

El sitio web la Mina de Sal ”Wieliczka” utiliza archivos cookies, que facilitan la utilización de los recursos del sitio. Accediendo a este sitio se acepta la utilización de archivos cookies. Se puede encontrar información más detallada en la pestaña Aviso Legal.

No avisar más