Kinesioterapia

Es uno de los métodos de fisioterapia, que utiliza el movimiento para obtener los fines terapéuticos. Puede ser la única forma del tratamiento (por ej. como el tratamiento conservador en defectos posturales). Sin embargo muy a menuda se combina na kinesioterapia con otros métodos de tratamiento para intensificar el efecto terapéutico.

Se pueden diferenciar:

  • kinesioterapia puntual – se aplica directamente a las zonas enfermas,
  • kinesioterapia general – ejercicios de partes del cuerpo no afectados por la enfermedad,
  • métodos terapéuticos – cuyo objetivo es prevenir alteraciones en el sistema nervioso central, el aparato locomotor, o ambos.

Para el Paciente

Tratamiento de kinesioterapia:

  • métodos: PNF, McKenzie, terapia manual,
  • taping para fines de rehabilitación, taping deportivo,
  • rehabilitación neumológica individual,
  • ejercicios individuales con el paciente,
  • Ejercicios libres,
  • Ejercicios activos sin gravedad, activos sin gravedad resistidos,
  • Ejercicios activos resistidos,
  • Ejercicios autoasistidos,
  • Aprendizaje de actividad locomotora,
  • Ejercicios isométricos,
  • Rehabilitación de articulaciones de rodilla y hombro.

Información útil

La kinesioterapia:

  • aumenta la fuerza muscular y disminuye la tensión y rigidez muscular
  • aumenta el rango de movimiento
  • mejora la propiocepción
  • alivia el dolor
  • mejora la elasticidad y la firmeza de los tejidos blandos
  • mejora la capacidad circulatoria y respiratoria
  • aumenta la secreción del líquido sinovial
  • aumenta o reduce la tensión sanguínea
  • intensifica el metabolismo
  • inhibe reflejos patológicos
  • mejora la sanación de heridas.

Indicaciones

  • enfermedades i disfunciones del aparato locomotor en consecuencia de enfermedades y traumatismos,
  • síndromes de dolor de la columna,
  • secuelas del infarto cerebral,
  • secuelas del infarto cardiaco,
  • enfermedades del sistema respiratorio,
  • enfermedades reumatoides,
  • neuralgias.

Contraindicaciones

  • estado general del paciente grave,
  • fiebre,
  • inflamación aguda de articulación, tejidos periarticulares y músculos,
  • pronto después de una luxación u otro traumatismo articular,
  • tensión diastólica en reposos por encima de 100,
  • después de una cirugía pero antes de quitar las suturas (consultar al médico).



El sitio web la Mina de Sal ”Wieliczka” utiliza archivos cookies, que facilitan la utilización de los recursos del sitio. Accediendo a este sitio se acepta la utilización de archivos cookies. Se puede encontrar información más detallada en la pestaña Aviso Legal.

No avisar más